Varices, efectos de Covid-19, confinamiento y cuarentena

En realidad, se conoce más bien poco de los virus, lo que si podemos afirmar es que toda inarmonía que ocurre en nuestro organismo afecta a su conjunto y especialmente la circulación, pues es la sangre la que transporta nuestros nutrientes y mecanismos de defensa, y por supuesto es el corazón, quien hace posible que la sangre pueda circular para llegar a todo el organismo.

Cuando hay una infección vírica ocurre afectación neurológica, cardiovascular, renal y en otra serie de órganos. y todo esto el nivel cardíaco es muy afectado, repercutiendo en la circulación y especialmente en la de retorno, que es la que presenta cierta dificultad por tener que vencer la gravedad.

La escasa movilidad de tantos días en cuarentena y confinamiento, ha ocasionado daños en el sistema circulatorio, en general a afectado el sistema circulatorio y sobre todo en mayores y personas con patologías crónicas o críticas.

"Se sabe que, durante el confinamiento, ha aumentado la aparición de trombosis."

Por la obligación de estar en casa, se han visto muy afectadas las personas habituales a los medicamentos anticoagulantes, esto a favorecido un incremento de la insuficiencia venosa.

El sedentarismo hace que la sangre se remanse en las venas de las piernas esto facilita el daño del virus sobre el endotelio, que es la capa más interna de los vasos sanguíneos y que interviene en el delicado equilibrio de la coagulación sanguínea. Esto predispone a trombosis, aparición de coágulos de forma indebida, como a hemorragias, por consumirse en exceso los elementos que favorecen la coagulación.
 
El encamamiento prolongado, que hace que la sangre se remanse en las venas de las piernas y también el daño del virus sobre el endotelio, que es la capa más interna de los vasos sanguíneos y que interviene en el delicado equilibrio de la coagulación sanguínea. Esto nos predispone tanto a trombosis, aparición de coágulos de forma indebida, como a hemorragias, por consumirse en exceso los elementos que favorecen la coagulación

Las infecciones virales ponen en marcha nuestra respuesta inmunitaria para defendernos, provocando la liberación a la sangre de distintos mediadores inflamatorios, como las citocinas. Estos mediadores interaccionan con las plaquetas y las proteínas de la coagulación y pueden favorecer un desequilibrio en el sistema que controla la coagulación de la sangre.  

En esta situación los trombos formados en la circulación venosa de las piernas viajan a la circulación pulmonar por el torrente sanguíneo, dando lugar a Trombosis pulmonares que interrumpen el flujo sanguíneo en otras zonas del cuerpo (arterias de brazos y piernas, cerebro, etc.).

Pueden aparecer complicaciones si usamos anticoagulantes de manera indiscriminada. En los pacientes que reúnen una serie de características que les confieren mayor riesgo es el especialista que debe valorar.

La realidad es que esta situación nos ha afectado a todos, la circulación especialmente la de retorno, es momento de tomar mucha agua con limón, verduras, frutas, eliminar en lo máximo el azúcar, prescindir del postre después de las comidas, caminar, ejercitarse y si eres consumidor de anticoagulantes, evita aumentar la dosis. 

¡La responsabilidad es tuya…!

Karmen Pastora de Miranda

Posts Recientes

Vídeos recomendados